Solo con ver su apodo tenemos idea de cómo era este jugador. El mejor base de todos los tiempos, y para muchos mejor jugador, fue el pilar básico de un estilo innovador que marcaría época: el show time. Elegido en el draft en el año 1979 con el número uno por los Lakers, Earvin llegó a la liga siendo un novato prometedor, que había llevado a Michigan State al titulo de la NCAA un año antes, ganándoselo a Indiana State, liderada por Larry Bird. Larry y Magic, Magic y Larry, los dos rivales pero amigos, los dos competitivos a la par que llenos de calidad. No habido tanta rivalidad en una cancha de baloncesto. Ambos representaban dos estilos opuestos, Lakers vs Celtics, la magia del show time contra la tradición celtic.

En el primer año de Magic en los Lakers, llegaron a la final contra los Sixers de Julius Erving. En el quinto partido de la serie, Kareem Abdul Jabbar se había lesionado y los angelinos llegaban al sexto sin su estrella y mejor pívot de la liga. Entonces apareció Magic, jugó en todas las posiciones y realizó un partido ejemplar logrando 42 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias llevando a los Lakers al titulo y llevándose su primer MVP de las finales. Dos años después se repetiría final con idéntico resultado. Segundo MVP de las finales para Johnson. Al año siguiente Philly se vengaría y endosaría un 4-0 a los Lakers. En el año 1984 veríamos por primera vez un duelo Celtic-Laker en las finales. Esta vez, vengándose de la final universitaria, Bird se llevaría el titulo y el MVP de la final.

Magic buscaba venganza y la encontró al año siguiente ganando a los verdes en la final, ganando 4-2 llevándose por tercera vez un MVP de las finales. Para la siguiente temporada el objetivo de Lakers era repetir título pero los Houston Rockets de las Twin Towers, Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson les privaron de ello. Nuevo año y el mismo objetivo, el anillo. Esta temporada depararía la última final Laker-Celtic, y Magic tenía reservado un final especial. Hizo una serie demencial y se llevó otro anillo mas para su colección. Jamás se ha vuelto ver una serie Celtic-Laker, pues el declive de los verdes era ya un hecho y el de los amarillos no tardaría en llegar.

Al año siguiente, los Lakers llegaron a la final contra los Bad Boys, los Detroit Pistons. Tras una serie durísima e igualadísima, Magic, con la ayuda de James Worthy, que se llevó el MVP de las finales, consiguió otro anillo mas para los Lakers, y por fin un equipo conseguía repetir título. La siguiente temporada se presentaba dura para los angelinos, pese a ello, se volvió a repetir final. No hubo color, los Pistons de Isaiah Thomas y Joe Dumars pasaron por encima de unos irreconocibles Lakers barriéndolos 4-0. Al año siguiente, ya sin Kareem, Lakers cae ante los Phoenix Suns en segunda ronda. ¿Fin de ciclo?, a Magic aun le quedaban fuerzas. Al año siguiente los Lakers llegaron a la final contra los Chicago Bulls de Michael Jordan y Scottie Pippen. No hubo sorpresa, los Bulls ganaron a los Lakers 4-1. En esa final, hubo un cambio de testigo, Magic entregó la corona a Jordan, mejor jugador de todos los tiempos, y nuevo rey de la NBA.

Ese verano, una bomba caería en L.A. y dañaría a toda la liga. Magic Johnson se retira. En una multitudinaria rueda de prensa en el Forum, Magic pronunciaba las palabras que el mundo no quería oír:

“A causa del virus VIH que he contraído, hoy tengo que retirarme de los Lakers

Jordan sostuvo el peso de la liga sobre sus hombros tras la retirada de Magic, pero con la retirada del base, la liga perdió la sonrisa. Magic se ha dedicado durante este tiempo a concienciar a los chicos del peligro del SIDA y a comentar partidos de la liga para la televisión.

Pese a ello, a Magic le pudo el gusanillo del baloncesto y formó parte del mejor equipo de la historia, el Dream Team de Barcelona’92, ganando la medalla de oro. Unos años después, Magic volvió a los Lakers, había perdido el físico de antaño pero seguía manteniendo la magia de aquel jugador que cautivó a la liga. El sueño de Magic y los Lakers acabó en primera ronda de playoffs ante los Rockets. Era el momento de poner fin a un ciclo, el ciclo de la magia, de la eterna sonrisa.

Magic nunca se ha desentendido del baloncesto, actuando como comentador o ayudando a la liga en sus miles de proyectos como NBA Cares. También es un asiduo de los all-star, participando alguna vez en concursos, ya sea como jugador o como jurado.

Earvin “Magic” Johnson se retiró definitivamente del baloncesto en el año 1996. Sus logros como jugador fueron: 5 anillos de campeón, 3 MVPs de las finales, 3 MVPs de la liga regular, participó en 11 all-star consiguiendo dos MVPs, formó parte 9 veces del quinteto ideal y una del segundo mejor quinteto. Su camiseta número 32 cuelga del techo del Staples Center.


Estadísticas de Earvin “Magic” Johnson:

Partidos: 906 – Puntos: 19.5 – Rebotes: 7.2 – Asistencias: 11.2 – Robos: 1.90 – Tapones: 0.41 – Porcentajes: 84.8 – 52.0 – 30.3

magic2

“Creo que es imposible que en el futuro exista otro base de 2,06 que sonría mientras te está humillando”

– James Worthy –