En el deporte siempre hay un constante cambio, un ciclo inacabado, un ir y venir de jugadores, jugadores que pueden pasar sin pena ni gloria, o bien convertirse en leyendas. La NBA no iba a ser menos, y es constante en la liga la aparición de herederos.

Actualmente en la liga hay jugadores que se encuentran en el ocaso de sus carreras y, a pesar de seguir en activo, ya se les busca sucesor. Shaquille O’neal ha sido el “center” más dominante de su tiempo, y a las vistas de su retiro próximo, un joven llamado Dwight Howard ha presentado sus credenciales para recibir su corona. La misma que Shaq recibió de Olajuwon, y éste de Kareem, y así hasta llegar a George Mikan, el pionero de los pívot. Esta lista no es más que un ejemplo para mostrar el cambio constante que sufre el deporte. Esto no quiere decir que los anteriores sean peores o caigan en el olvido, significa que otro heredero más sube al trono. El nuevo rey es tan distinto a los otros como igual, pues probablemente haya crecido viendolos, aprendiendo de los maestros. Y cuando su reinado, acabé habrá otro sucesor listo para el trono.

S1996_Shaq_Jabba_Mika_PM001.jpg

Anuncios