El Real Madrid atraviesa una grave crisis de juego y resultados. Los últimos partidos han desencadenado una serie de acontecimientos que pueden acabar con la cabeza de Bernd Schuster. Pero, ¿es el entrenador blanco el culpable de la situación?. Para mí la respuesta es un no, pues creo que la culpa no es solo de un hombre. Si fuera así, la culpa sería del director deportivo del Real Madrid Pedja Mijatovic. No quiero decir que Schuster no tenga culpa, solo quiero decir que no es el gran responsable de esta situación.

Para la prensa es muy fácil culpabilizar a Schuster de los malos resultados, pues su relación con los medios de comunicación no es nada correcta. Pero, ¿tiene la culpa un hombre que ha pedido unos fichajes y que no se los han traído por culpa de la obsesión personificada en un jugador de su presidente?. Yo creo que no. Aquí recae la culpa de Mijatovic, en el penoso trabajo en el mercado estival sobre los fichajes. Se vendió a Robinho, Baptista, Balboa y Soldado y se fichó a Van der Vaart, De la Red y Javi García (estos dos últimos tras cesión en Getafe y Osasuna respectivamente). A todo esto hay que sumarle el delantero que lleva buscando el equipo blanco desde hace varias temporadas y que aún no ha llegado. Mijatovic se centró en traer a Cristiano Ronaldo y no lo consiguió. Mientras tanto, Schuster reclamaba un Plan B de fichajes, que tampoco llegó. Además, al entrenador merengue le trajeron unos jugadores que él no quería. Aquí, Schuster no tiene culpa. Como siempre, el Real Madrid fichará caro y mal en invierno.

De todas formas, Schuster tampoco es un santo. Su mal comportamiento con la prensa provoca un malestar hacia su persona y una mala imagen para el club. Siempre está enfadado por algo y no deja realizar su labor a mis compañeros. La relación con los jugadores no es buena, el grupo se le está partiendo por la mitad y él no lo soluciona, ni siquiera busca una solución. Tiene la cabeza en otro sitio, parece que no quiere entrenar al Real Madrid. Le veo más fuera que dentro, pero el presidente Ramón Calderón no le gusta despedir a mitad de temporada, así que seguramente acabe este curso pero no más. Bernd Schuster no merece el Real Madrid, y el Real Madrid no merece a Bernd Schuster.

schuster-mijatovic

Anuncios