NBA Draft 1996: Jugadores más destacados

Nombre

Equipo

Procedencia

1

Allen Iverson

Philadelphia 76ers

Georgetown

2

Marcus Camby

Toronto Raptors

UMass

3

Shareef Abdur-Rahim

Vancouver Grizzlies

California

4

Stephon Marbury

Milwaukee Bucks

Georgia Tech.

5

Ray Allen

Minnesota Timerwolves

UConn

6

Antoine Walker

Boston Celtics

Kentucky

13

Kobe Bryant

Charlotte Hornets

Lower Merion HS

14

Pedrag Stojakovic

Sacramento Kings

PAOK Salónica

15

Steve Nash

Phoenix Suns

Santa Clara

17

Jermaine O’Neal

Portland Trail Blazers

EAU Claire HS

20

Zydrunas Ilgauskas

Cleveland Cavaliers

Atletas

Si hay algún draft capaz de quitarle el puesto de la mejor generación al de 1984 es este. El número uno fue para Allen Iverson, MVP de la liga en el año 2001. Iverson es un base de poca estatura pero con una calidad increíble. Fue Rookie del Año y está considerado como uno de los mejores jugadores de la NBA. Grandes jugadores de este draft como Marcus Camby, Shareef Abdur-Rahim, Zydrunas Ilgauskas, Stephon Marbury o Antoine Walker han demostrado su valía, aunque no rindieron al nivel que se esperaba. El problema fueron graves lesiones de rodilla (Camby, O’Neal y Abdur-Rahim) o de tobillo (Ilgauskas) y problemas disciplinarios, como es el caso de Stephon Marbury, un genial base con mal carácter. Ray Allen está considerado como el mejor tirador de la liga, aparte de ser el jugador más elegante en sus acciones. Allen ha conseguido su ansiado título en 2008 con Boston Celtics. Stojakovic es un tirador consumado, que dio sus mejores años en Sacramento Kings. Fue miembro de uno de los mejores equipos sin anillo de la historia. Aquellos Kings jugaban de fábula a las órdenes de Jason Williams. Por último, y no menos importante, Steve Nash. El canadiense es uno de los mejores bases de la historia. Creador de juego como ninguno, nadie dirige el contraataque como él. Nash ha ganado dos veces consecutivas el premio MVP defendiendo los colores de Phoenix Suns.

Mi MVP es… Kobe Bryant

Kobe Bryant nació hace treinta años en Philadelphia, debido a que su padre Joe fue jugador de la NBA en los Sixers. A los seis años, Kobe se mudó con su familia a Italia, donde su padre jugaría al baloncesto de manera profesional. Bryant se enamoró del país y del fútbol, del cual dijo que hubiera sido jugador de no ser baloncestista profesional.   A los trece años, el escolta volvió a Philadelphia y estudió en el instituto Lower Merion. Allí, Kobe se hizo jugador de baloncesto. Tras maravillar a los ojeadores y batir todos los records de su instituto, Bryant se inscribió en el draft de la NBA.

En una ceremonia celebrada en el Madison Square Garden, los Charlotte Hornets escogieron a Bryant en el puesto número trece. Por entonces, Jerry West, manager general de Lakers, conocía de las habilidades del escolta. El hombre-logo de la NBA se arriesgó en su decisión y traspasó a su pivot titular, Vlade Divac, a cambio del joven Bryant. En su año rookie Bryant no disputó demasiados minutos, pero participó en el partido de novatos del All-star y en el concurso de mates, en el cual consiguió la victoria. En los dos siguientes años, Bryant se fue asentando en el equipo y fue contando con más oportunidades.

El cambio para Kobe llegó en su cuarta temporada en la NBA. Phil Jackson, mítico entrenador de Jordan en los Bulls, fichó por los Lakers. Con él en el banquillo, Bryant se convirtió en uno de los mejores escoltas de la liga. Phil era la pieza que le faltaba a los Lakers para optar al título. Ese mismo año, se metieron en las finales de la NBA tras una agónica serie contra Portland Trail Blazers. En la final contra Indiana Pacers, Shaquille O’Neal estuvo espectacular y los Lakers consiguieron el primer título desde el adiós de Magic Johnson.

En los dos siguientes años, la cosa siguió igual por Los Ángeles.  En la siguiente temporada, los Lakers llegaron a la final contra Philadelphia 76ers. Tras perder el primer duelo en casa, los californianos se repusieron y vencieron en los cuatro siguientes para llevarse el título de campeón. Al año siguiente, Los Angeles se enfrentaron a Sacramento Kings en una espectacular serie de finales de Conferencia. La suerte sonrió a los angelinos que disputarían la final ante New Jersey Nets. La inexperiencia de los Nets fue una gran losa y los Lakers les barrieron por 4-0 para llevarse el tercer título consecutivo.

Al año siguiente, Bryant firmó una temporada espectacular pero los Lakers cayeron ante San Antonio Spurs en playoffs. Entonces empezó el principio del fin de la dinastía laker. En la siguiente temporada los Lakers se convertían en “los cuatro fantásticos” tras fichar a los veteranos Karl Malone y Gary Payton.  Pese a una temporada plagada de lesiones, los californianos se metieron en la final, en la que se enfrentarían a los Detroit Pistons.  Este año Bryant se vió involucrado en un asunto que enturbió su carrera. El escolta angelino fue denunciado por acoso sexual en Colorado. Esto hizo que muchas marcas comerciales rescindieran sus contratos y su imagen fuera muy dañada. Unas declaraciones subidas de tono en contra de Shaquille O’Neal debilitaron la relación entre ambos. El núcleo del equipo se rompía. Finalmente la denuncia fue retirada y Bryant pidió perdón públicamente, excusándose en que el encuentro fue consensuado entre ambos. Con todo arreglado, los Pistons apabullaron a los Lakers en las finales, provocando así el final de la dinastía laker y del tandém Shaq-Kobe. Al final de la temporada, Shaq fue traspasado a Miami y Phil Jackson, Karl Malone y Gary Payton dejaron el equipo. Kobe se quedaba solo.

La temporada siguiente fue un fracaso total. Kobe tuvo buenos números individualmente pero los Lakers no entraron siquiera en playoffs. El escolta se dio cuenta de que su ego le había dañado mucho y resolvió sus problemas con O’Neal y con Phil Jackson, el cual retorno al equipo la temporada siguiente.  Con el cambio de actitud de Kobe todo fue a mejor. El escolta tuvo un mes de enero espectacular, anotando 81 puntos a los Raptors-la segunda mejor marca de siempre- y una media de 43,4 puntos por partido. En playoffs, los Lakers fueron eliminados por los Phoenix Suns en una eliminatoria muy igualada. El cambio de Bryant fue total cuando rompió lo que quedaba aún del jugador que fue. Kobe cambió su dorsal, el 8, por el 24. Un nuevo Bryant aparecía.

La siguiente campaña de Bryant fue espectacular.  Sus números estaban más altos que nunca y su imagen comercial había sido recuperada. Los Lakers se metieron en playoffs otra vez, pero de nuevo los Phoenix Suns les eliminaron, esta vez por un claro 4-1. Kobe se había cansado de luchar él solo en el equipo y pidió el traspaso. Esto cayó como una bomba en Los Ángeles. Finalmente, la directiva laker le convenció de que se quedara, que le darían un equipo potente.

La temporada siguiente, los Lakers empezaron fenomenalmente con Bryant bien secundado por Lamar Odom y Andrew Bynum. Pese al buen inicio de campaña, Los Ángeles Lakers aun no eran los favoritos al título. Eso se consiguió con el traspaso de Pau Gasol. El ala-pivot español les dio a los Lakers el jugador que secundara a Kobe. Ahora si eran favoritos. Bryant lideró a su equipo a las finales y consiguió su primer MVP de la temporada. Pese a ello, los Boston Celtics ganaron la final a Los Ángeles Lakers, repitiendo los duelos de antaño.

Ese verano, Bryant lideró al equipo estadounidense a la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, ganando en la final a España, liderada por su amigo y compañero Pau Gasol. La temporada 2008/2009 laker ha empezado de manera espectacular, liderando la liga y siendo esta vez sí, desde el principio, los favoritos al título.

kobe-bryant