El Atlético se impone por 3-2 al Villareal en un duelo fratricida por la Champions

Llegaba el Villareal al Vicente Calderón con la intención de eliminar prácticamente al Atlético de Madrid por los puestos de Champions. Por otro lado, los rojiblancos necesitaban ganar esta partido si o si y acercarse a la cuarta plaza castellonense. El conjunto dirigido por Abel Resino necesitaba lavar la imagen dada en Do Dragao frente al Oporto y los jugadores no defraudaron en su misión.

El conjunto local salió dominando el encuentro, realizando un buen fútbol y agradando a los 56.000 espectadores que llenaban el feudo colchonero. Entonces, a los dos minutos, Eguren comete un claro penalti sobre Agüero. Forlán es el encargado de tirarlo. El uruguayo lanza el penalti al palo derecho del portero pero Diego López-el mejor del partido- detuvo el lanzamiento. Los rojiblancos se sobrepusieron y se lanzaron hacia la portería castellonense. Primero Forlán, luego Maxi, después Simao y el ‘Kun’ tuvieron el gol en sus botas. Pero el cancerbero del Villareal estaba ahí para disipar todas las esperanzas rojiblancas.

Con el Atlético volcado en el área rival, Javi Venta salió al contraataque hacia la meta de Leo Franco. Llegó a línea de fondo y puso en bandeja el gol a Mati Fernández. Pese al dominio local, el Villareal pegaba primero. El partido llegó al descanso con el Atlético buscando insistentemente el empate y con Diego López parando todo lo que pasará por su portería.

Ya sabemos que quien da primero, da dos veces. Al comienzo de la segunda parte, todo seguía igual. El Atlético necesita imperiosamente el empate pero en una contra, Cani y Rossi fabricaron un gol que finalizó el primero con una gran vaselina ante Leo Franco. Pero cuando el conjunto madrileño parecía muerto, Forlán disparó desde la frontal al poste izquierdo de la portería del Villareal y Agüero, tan pillo como siempre, acortó distancias. Había partido.

Pero, en apenas seis minutos el panorama cambió. Javi Venta fue expulsado por doble amarilla por sendas faltas sobre Simao. El Villareal se quedaba con diez y con treinta minutos por delante para defender el resultado. Pero estaba Diego López inconmensurable. El portero español paró lo imparable y frustraba todos los intentos rojiblancos. Hasta que apareció el ‘Cacha’. Forlán, frustrado por el penalti fallado, buscó insistentemente el gol, y en el minuto 80 la suerte le sonrió por fin. El uruguayo empataba el partido tras un gran pase de Maxi. El Calderón pedía ir a por la victoria y dos minutos más tarde su equipo se la dio. En un córner sacado por Simao, Antonio López remataba de cabeza y daba los tres puntos a los colchoneros. Tres puntos merecidos por juego y que pueden volver a llevar la Champions al Calderón el año que viene.

atleti-villareal

Anuncios