Podríamos llamar así al grupo de jugadores que la prensa deportiva fanática(voy a empezar a llamarla así) intenta cuidar y proteger, veáse Cristiano Ronaldo post-Valladolid. ‘Protect and serve’, como la policía estadounidense. No penséis que solo es a Cristiano, también Messi o Agüero se unen al carro. Esto quiere decir que la prensa madridista y anti-madridista de este país (no creo que actualmente exista alguna con otra corriente editorial) están a favor de que se juegue menos duro con las estrellas. Así es más sencillo que metan cinco goles y podamos sacar a CR9 o Messi en portada.

No me gusta esto. Lo siento. Pienso que esta medida es una absoluta estupidez. ¿Acaso se protegía más a Zidane, o Ronaldinho, o Maradona (veáse marcaje de Gentile en España ’82), o Cruyff, o Pelé, o Di Stéfano y muchos más? Pamplinas. Nuestras estrellas no necesitan protección excesiva. Creo que Messi y el Barça no necesitaron protección alguna, villaratos y cavernas aparte, el año pasado. Tampoco Forlán para la Bota de oro. Tampoco España en la Eurocopa.

El tema es, que esta vez, y no quiero ser repetitivo, es a Cristiano al que han dado. Es lo que veo en la prensa de Madrid. Le dieron, y mucho, en Zorrilla. También creo que le sobraron gestos como la patada sin balón a Marquitos, las frivolités con el juego parado o gestos soberbios ante los jugadores del Valladolid. No defiendo las patadas, pero tampoco que se aplaudan esos gestos. “Es que estaba cansado de que le dieran” se ha escuchado por las distintas redacciones. Solo pondré un ejemplo para desarmar de un golpe esa teoría tan patética. A Reyes en el estadio de La Romareda le hicieron 17 faltas de amarilla, sobre todo Ponzio. Resultado: Ponzio sin castigo y Reyes expulsado por un manotazo a Eliseu, tras la enésima falta recibida. Entonces, Reyes era un desconsiderado por hacer eso y dejar a sus compañeros con diez. Se le criticó, y mucho. No se dijo nada a favor del jugador de la liga que más faltas recibe. Ni CR9, ni Messi. Reyes. Pero bien que se defendió y se intentó vender que el codazo a Mtiliga no fue tal. ¿Por qué? Porque lo hizo Cristiano. Ilusos de nosotros. Este chico caga oro y lo vende en portada.

Me he desviado un poco del tema inicial. No justificó lo de Reyes. Me pareció justa su expulsión. Pero pienso que no debemos proteger más a uno que otros. Simplemente que los árbitros paren el juego duro en la primera entrada. Amarilla y tranquilito. Pero les gusta ser protagonistas a los de negro. “Sacamos la amarilla a la décima falta seguida del mismo. La segunda no se saca, a no ser que sea muy clara. No vaya a venir el villarato a toserme”. En vez de proteger, más dureza en los castigos y más arbitros a la nevera. Para que aprendan unos y otros.

Anuncios