uefa1
Llegaba el Atlético, con la ilusión por bandera, a la capital lusa para enfrentarse al Sporting de Lisboa. Tras el 0-0 de la ida en el Calderón, dónde los rojiblancos no pudieron hacer un gol a un equipo que acabó con nueve, el conjunto de Quique Sánchez Flores venía a Lisboa a resarcirse de aquel partido. Se esperaba a un Sporting más ofensivo y que llevará el peso del partido. Por lo tanto, se esperaba a un Atlético que jugará a la contra. Como más le gusta.

Comienza el partido en el José Alvalade, lleno a reventar y con una afición dispuesta a pitar al Atleti y a Simao. El genial jugador rojiblanco fue el hijo pródigo del Sporting pero paso a ser el villano tras fichar por el Benfica y convertirse en su estandarte. Como Raúl para la afición colchonera. Con los pitos de inicio de fondo y con gente aún sin sentarse, el mejor jugador sobre el terreno de juego lo demostró. Sergio Agüero hizo de las suyas y puso a su equipo por delante en el partido y con un pie en cuartos. El Kun es el Atleti. Imprescindible. Ni siquiera Torres llegó a su nivel.

kun1

Pero el Atleti no puede hacerlo fácil. Como siempre su defensa falló y Liedson anotó el tanto del empate y daba vida a los lisboetas. Una vida corta pues de nuevo Kun llamó a la portería lisboeta. Un gol de genio, de jugador que domina el juego. Recortó y bailo a la defensa lusa y con un simple toque de exterior batió a Rui Patricio. Kun, Kun, Kun se escuchó en el Alvalade. El Atleti lo tenía prácticamente hecho.

Pero ahi estaba su defensa para hacerle sufrir. Otro fallo de la zaga propició el tanto de Polga al borde del descanso. El Sporting respiraba un poco mientras el Atleti se ahogaba el mismo. En la reanudación, el conjunto portugués bailó a los colchoneros. Pero el resultado no se movió. Gracias, sin lugar a dudas, a David De Gea. El joven portero rojiblanco demostró porque es la mayor promesa nacional para la portería. El Atleti tiene sus pilares para un futuro inmejorable: De Gea, Domínguez, Salvio y, sobre todo, Kun. Este menudo argentino es el rojo de la camiseta. No se puede quitar. Próxima estación: Mestalla. Tren con destino: Hamburgo. Con Kun es posible.
hamburgo1