Penosa la actitud del MVP Lebron James. El también fue niño, no sé si lo recordara.