Siguiendo el ejemplo de “Desde el 15”, un gran blog de Jesús del Prado, me decido a continuar una cadena iniciada desde “Hablando de series”. El tema cambia bastante por lo que es imposible mantener alguno de los mandamientos originales. Recordar que son mandamientos muy personales, así que las críticas constructivas y razonadas. Sin más preámbulos, oremos:

Amarás el buen fútbol sobre todas las cosas: El juego desplegado por el Barça o por la selección española es el estilo más bonito que he visto. Fútbol de toque, de asociarse y de goles. Perfecto.

No tomarás el nombre de Xavi en vano: El mejor jugador del planeta fútbol. Su estilo es el que define los dos mejores equipos del mundo. No tiene reconocimientos internacionales, ni gana Balones de oro, pero con su juego, los fabrica.

Santificarás el Vicente Calderón: El templo atlético. El estadio más bonito, más especial, más sufridor, más … todo. Nos mudamos a un estadio que parece nos deparará un futuro mejor, pero no olvidaremos el Manzanares, en cuya ribera creamos un templo que nos sube al cielo y nos baja al infierno según quiere la corriente.

Honrarás a Maradona por encima de todos: El menudo argentino era algo distinto sobre el campo. Magia en estado puro. Irrepetible en un terreno de juego. Hacía cosas que no he visto a nadie hacer jamás. Sus problemas de drogas no son causa para criticar si es el mejor futbolista de siempre o no. Genio.

No jugarás sucio: No soporto el juego trabado por las faltas. La agresividad para el boxeo. Esto es fútbol. Con patadas y agarrones, pero solo como lances del juego. Juego como el de Holanda en la final del Mundial son un tachón para una historia y un equipo.

No serás hipócrita con los árbitros: Unas veces te dan, otras te quitan. Es la ley del fútbol. No se puede decir que no hablo de árbitros solo cuando me favorecen y ponerles a parir cuando pierdo. Schuster es el mayor ejemplo de hipocresía en el fútbol.

No ficharás jugadores sin apoyar la cantera: Prefiero mil veces a un chaval de la casa que salga y se deje el alma, a un buscafortunas que le guste más el dinero que correr detrás del balón. La afición quiere ver triunfar a canteranos.

No pensarás que Cristiano es un producto de marketing: No me gusta, odio sus formas y sus gestos prefabricados en el campo. Pero he de decir que es un grandísimo jugador y que el marketing no le ha puesto ahí. Se ha puesto el solo. No es Beckham.

No querrás un jeque para tu equipo: No me gustan esas personas que vienen con todo el dinero del mundo y desestabilizan y destrozan todo lo anterior al club. Además te puede salir uno como Piterman.

No dejarás que nadie olvide que España es campeona de Europa y del mundo: Somos los mejores del mundo. Que nadie lo olvide.

Anuncios