Veo a muchos atléticos preocupados por dos de sus nuevos fichajes. Tiago poco a poco va entrando en el equipo. Viene de año de mundial y se incorporó tarde al grupo. Lentamente va jugando minutos y aportando goles, toque y experiencia. Justamente lo que se pide de un mediocentro con su experiencia. El portugués es un fichaje pedido expresamente por Quique. El club luchó por él y consiguió un acuerdo con la Juventus. Pero Tiago no aceptó rebajarse a la mitad su sueldo. Algo normal, quién lo aceptaría. Al final, de nuevo cesión y todos contentos.

El otro fichaje que preocupa es Filipe Luis. Los aficionados se preguntan porque el fantástico lateral brasileño no ha debutado aún en partido oficial. ¿Para eso lo fichan? se oye por las gradas del Vicente Calderón. Se duda de si su lesión aún no ha sanado bien, de si volverá a ser el mismo. Tranquilos, en un mes le tendremos galopando por el flanco izquierdo del estadio rojiblanco. No debemos cuestionarnos si esa lesión repercutirá en su rendimiento como colchonero. Se trata de una lesión ósea, por lo que los ligamentos y músculos no deberían verse afectados. Si los huesos han soldado bien, como así parece visto que paso el reconocimiento médico. Tranquilidad, Filipe, no problem.

Anuncios