Noche gélida en el Vicente Calderón, aunque no influye en el ambiente antes del partido. Los rojiblancos confían en remontar apelando a la épica. Los madridistas se sienten seguros, más fuertes y más poderosos que el rival. Es un derby, nunca se sabe de qué lado se decantará la balanza. Mourinho vuelve a salir sin un nueve de referencia, con Cristiano como hombre más adelantado. Quique saca tres medio centros más Mérida, Forlán y Reyes con el objetivo de encerrar al Madrid.

Saltan los jugadores al terreno de juego y la afición atlética les recibe con cantos. El balón empieza a rodar y los colchoneros encierran a los de José Mourinho en su campo. La afición les lleva en volandas, pero no se materializa ninguna ocasión. A los blancos les costó entrar en el partido y esperaron a que se calmara el ímpetu de los atléticos.

Y con el partido más igualado fue Cristiano Ronaldo el que puso una pesa más en la balanza. Con Reyes fuera del terreno de juego por un golpe, el portugués puso en la red un centro de Ramos. Es el primer gol del luso en feudo rojiblanco. Pero no queda ahí la cosa para el Atlético, Reyes no puede seguir y entra Diego Costa.

El Atlético acusa el golpe y le cuesta volver a coger el ritmo. El Madrid templa el partido a sus anchas con Xabi Alonso como mariscal. La afición se enfría un poco y veía necesaria una oportunidad clara atlética para meterse al partido de nuevo. Y esta llegó en un rebote de Casillas en el área que Fran Mérida no pudo materializar. Con el partido templado, se llega al descanso. Los rojiblancos necesitarán más pegada arriba, sin tener al Kun Agüero y con un Forlán desaparecido. A los blancos les vale con saber templar el encuentro y jugar lo que queda con cabeza.

Empieza la segunda parte y la afición atlética intenta levantar a su equipo. Los de Quique responden, y vuelven a meter a los blancos atrás. Dos ocasiones en dos minutos de Fran Mérida y Forlán llenan de esperanza los corazones atléticos. Con el paso de los minutos la intensidad colchonera disminuye y el equipo lo acusa. El Madrid aguanta el tirón y vuelve a dormir el partido en los brazos de Xabi Alonso. Quique busca soluciones mirando al banquillo. Llama a Juanfran que entra por Tiago, buscando profundidad y frescura por las bandas. José Mourinho ve las intenciones de Quique y llama a Granero, que entra por el argentino Di María, con la idea de defender más en el costado.

El partido sigue su cauce, con un Atleti que empuja sin muchas ideas y un Madrid agazapado preparado para dar el zarpazo definitivo. Los entrenadores se copian y ambos realizan cambios al mismo tiempo. Kaka’ entra por Ozil con el objetivo de ese último pase y la cabalgada del brasileño. Alberto Perea sustituye a Mérida, quizás pensando en que las ganas del chaval contagien al resto. Pero nada, el partido va llegando a su fin con golpes flojos de los atléticos y el Madrid que se sabe vencedor. Mourinho decide dar entrada a Gago por Khedira para tener más físico en el medio en los instantes finales del partido.

El Atlético buscaba por lo menos el empate en el partido cuando Turienzo Alvárez, árbitro de la contienda, decretó el final del partido. Victoria blanca, con más pegada que brillo. El Atlético acusó las bajas de los dos hombres más importantes de su plantilla. Dominó bastante tiempo el partido, pero en ningún momento inquietó la portería de Iker Casillas. Quizás el empate hubiera sido el resultado más justo, pero esto es fútbol. Al Real Madrid le espera el Sevilla en semifinales con los ojos puestos en la final. El Atlético deberá centrasrse en la liga y en llegar a los puestos de Champions. Así están las cosas en la Capital.

 

ATLÉTICO: De Gea, Valera, Ujfalusi, Perea, Filipe Luis, Assunçao, Tiago (Juanfran 65′), Elías, Reyes (Diego Costa 25′), Fran Mérida (A. Perea 73′) y Forlán

REAL MADRID: Casillas, Ramos, Carvalho, Albiol, Arbeloa, Di María (Granero 66′), Khedira (Gago 86′), Alonso, Ozil (Kaka’ 73′), Marcelo y Cristiano Ronaldo

GOLES: 0-1 Cristiano Ronaldo 22′

ÁRBITRO: Turienzo Alvárez. Amonestó con cartulina amarilla a Arbeloa (20′), Tiago (31′), Marcelo (44′), Ronaldo (55′), Juanfran (71′), Ramos (73′), Diego Costa (88′), Gago (89′) y Albiol (90′)

Anuncios