El mejor equipo de fútbol jamás formado. Este equipo representa el fútbol brasileño en estado puro: toque de balón, prodigiosa técnica y laterales muy ofensivos. Arrasó en aquel mundial de Mexico ’70 y maravilló al mundo en el primer mundial emitido a color por televisión. La “verdeamarelha” revolucionó el fútbol y enseñó a los demás paises quien juega mejor a esto.

En este equipo, dirigido por Mario Zagallo, jugaban cinco jugadores que hubieran sido balón de oro: Gerson, Tostao, Rivelino, Jairzinho y Pelé. Gerson ponía el toque de balón, era el metrónomo que movía el juego brasileño. Tenía una de los mejores zurdas de la historia y era un fumador empedernido. Tostao un delantero atípico para la época, habilidoso y rápido aprovechaba cualquier oportunidad que le llegaba. Un delantero adelantado a su tiempo con unos movimientos sin balón dignos de mención. También caía al medio campo para mover el juego de su equipo y desarmar la defensa rival. Rivelino era un jugador de banda izquierda, con un fantástico golpeo de balón. Le gustaba llegar en segunda línea. Jairzinho era la clase personíficada. Tenía un desborde que más quisiera alguno de hoy en día y también tenía gol. Único jugador en meter un gol en cada partido de un mundial. Y qué decir de Edson Arantes Do Nascimento, Pelé. Para muchos el mejor jugador de la historia, era el gol en estado puro. Imparable en carrera y un prodigio técnico. Tenía un físico espectacular y sabía leer el juego. Este Brasil no hubiera existido sin él.

Once Titular:

Portero: Félix

Lateral Dererecho: Marco Antonio Lateral Izquierdo: Carlos Alberto

Central Derercho: Brito Central Izquierdo: Piazza

Mediocentro: Clodoaldo Mediocentro: Gerson

Interior Derecha: Jairzinho Interior Izquierda: Rivelino

Delantero: Pelé Delantero: Tostao

brasil70